De vuelta de la NSSpain

por Fernando el 20/09/2013

Ya concluyó la primera edición de la NSSpain. Ha sido una experiencia estupenda el tener la oportunidad de conocer a muchas personas relacionadas con el desarrollo de iOS / Mac de dentro y fuera de España. Y ha sido un privilegio poder atender a charlas de conferenciantes de talla internacional.

La organización ha sido increíble. El trabajo realizado por Luís, Borja y el resto del equipo organizador ha sido titánico. No tenían un respiro. En todo momento los asistentes nos encontramos atendidos, mimados y sorprendidos por los detalles de los organizadores.

Poner cara a compañeros del sector, y reencontrase con otros ya conocidos, fue lo mejor. Ha habido una sintonía estupenda en donde cada uno de los que íbamos teníamos una historia que contar y, siempre, algo que aprender de algún colega. Las personas, conocerlas. Eso ha sido, sin duda, lo mejor.

Las lecturas, en general, fueron muy buenas. De primer nivel. La media estuvo muy alta. Algunas, las cosas como son, fueron mejorables: conferenciantes cansados después de una noche con excesivo Rioja en vena o con demasiada prisa por terminar su lectura.

Personalmente, las lecturas con las que más aprendí y atento estuve fueron aquellas en las que se daban explicaciones concretas, y lapidarias, sobre lo que hacer, o no, en una determinada tecnología o metodología. Las lecturas en las que se realizaban un ejemplo a base de introducir trozos de código, me resultaron muy complicadas, debido al escaso tiempo disponible por el conferenciante, de seguir bien (y esta era una opinión generalizada por muchos de los asistentes con los que hablé).

Ayer leía en mi “time-line” de Twitter que daba la sensación de estar en el principio de algo grande. Estoy totalmente de acuerdo. Como escribí en su día, encuentro un más que evidente paralelismo entre las NSSpain y los comienzos de la GameLab. Ojalá que sea así y haya más ediciones. Es algo que el sector, aquí en España, necesita necesariamente.

Mi más sincera admiración por el trabajo realizado en la organización. Una suerte el poder conocer a un buen puñado de personas realmente interesantes. Y una pena no haber conocido a más o haber saludado a Luís y Borja, que no paraban un solo segundo. Siempre estaban ocupados.

¡Todos queremos una nueva edición! Y que sea en Logroño, por supuesto.

Escribe un comentario: