Siete meses después

por Fernando el 27/06/2014

Siete meses después de la entrada que hice a principios de año, Back to myself, me gustaría realizar una breve introspección para repasar en qué punto me encuentro a nivel profesional.

Realmente es una entrada a modo de diario y no espero que le interese leerla a nadie más que a mi. Aún así, la publico en el blog por si algún dato arrojado puede ayudar o inspirar a otras personas.

Comencé el año sin ningún proyecto ni visos de tener alguno que realmente se ajustara a lo que quería hacer. Había tres palabras principales en las que quería dirigir mi foco de atención: dinero, videojuegos (software interactivo) e inglés.

Opté por seguir invirtiendo un importante tiempo en la lectura de documentación técnica acompañada con podcasts en inglés. También decidí seguir adelante con mi aplicación financiera, Easy Incomes and Expenses, para dotarla de las mejoras solicitadas por sus usuarios y poderla hacer de pago. Finalmente empecé a dedicar, de nuevo, tiempo, huecos, a jugar (en móvil y tableta) y leer sobre diseño de videojuegos.

El retomar el contacto con los videojuegos jugando, más allá que leyendo, hizo que descubriera el trabajo de Locomalito. Desde el primer momento en que comprendí la dimensión de su trabajo le declaré amor incondicional. Muchos de los profesionales que se dedican a crear videojuegos deberían de estudiar las creaciones de este genio.

En Febrero, a finales, fui contratado por Customized Health Technologies como director de desarrollo y programador de la versión iOS de su plataforma PlayWellness. De PlayWellness me atrajo enormemente sus intenciones: una aplicación altamente gamificada, y de bonito diseño, para tener hábitos saludables. El modelo de negocio consistía en vender la solución a grandes empresas. Tuve que ponerme, nada más entrar, delante de un importante reto profesional pues en menos de un mes había que presentar una demo en un evento clave donde acudirían potenciales clientes (representantes de grandes empresas). Además me tocaba trabajar con mucho código heredado y sin saber muy bien cómo funcionaba la aplicación. Pero lo conseguimos. Llegamos al evento con una demo.

A principios de año también asistí, por primera vez, a Retro Madrid. Parece mentira que con todo mi pasado, tan relacionado con los videojuegos, ésta fuera la primera vez que lo visitaba. A penas pisé la feria en sí, es decir, donde se daban cita todos los expositores, máquinas, juegos y demás merchandising y es que asistí a la práctica totalidad de las ponencias. Me lo pasé genial escuchando a míticos redactores de Micromanía y Microhobby o acudiendo al premio – homenaje a la trayectoria de grupo Made in Spain / Zigurat. Yo era un crío cuando compraba esas revistas y jugaba a esos videojuegos al salir del colegio y todos estos eventos generaban recuerdos de la infancia totalmente imborrables.

Mientras escribo estas líneas se está celebrando el GameLab en Barcelona. Cuando veo imágenes del evento, a equipos independientes y antiguos compañeros me entra un hormigueo en el estómago tremendo. Nostalgia mezclada con la sensación de que “yo debería de estar ahí”. Es difícil de explicar.

El último día de Mayo, tres meses después de entrar en Customized Health Technologies, la empresa cerro por falta de financiación. Una lástima pero, no sé si por fortuna o por desgracia, ya he asistido a bastante cierres de proyectos y éste no me pilló de imprevisto.

Durante los tres meses en los que estuve trabajando duro en PlayWellness, al llegar a casa, por las noches, robaba como podía una hora para seguir trabajando en mi aplicación personal Easy Incomes and Expenses. La obligación moral cuando sabes que hay usuarios de algo que has creado y que están esperando noticias, es muy fuerte. Al menos para mi.

Con el cierre de la empresa en la que trabajaba pasé a dedicarme por entero, el mes de Junio y parte de Julio, a terminar la versión de pago de Easy Incomes and Expenses. Y a fecha de hoy estoy esperando la aprobación final por parte de Apple. Otra de las cosas que hice nada más quedarme si trabajo fue apuntarme a un curso online de inglés. De lo único que me lamento es de no haber hecho esto en Enero.

En Junio también aproveché para asistir a una conferencia sobre Librojuegos de la mano de un par de escritores españoles que están escribiendo, y vendiendo, sus propios librojuegos. Uno, además, ya ha sido adaptado a iOS. Me encantaría poder trabajar en un proyecto así.

También asistí a La Casa Encendida para conocer de primera mano los proyectos realizados por el estudio madrileño Espada y Santa Cruz. Muy interesante y, ciertamente, el tipo de proyectos en los que, de nuevo, me encantaría estar involucrado.

Y en el momento actual me encuentro con cierta cautela buscando un nuevo proyecto externo que realmente se ajuste a lo que quiero hacer. No es fácil. En cualquier caso, estoy disponible para contratación y totalmente receptivo a escuchar propuestas.

Entre medias, he decidido que mi siguiente objetivo personal, además del mantenimiento que haré a Easy Incomes and Expenses, estará relacionado con los videojuegos. Me encanta trabajar en la plataforma de Apple y la librería Sprite Kit es fantástica. Quiero hacer un libro en el que se enseñe a programar videojuegos y, de paso, se aprenda Sprite Kit. Pero, por encima de todo, quiero que el libro gire en torno a la creación de videojuegos clásicos y que la persona que lea el libro realmente aprenda a pensar cómo plantear el problema de crear un videojuego desde el punto de vista de su lógica y mecánica de funcionamiento, dejando la tecnología totalmente al servicio del concepto.

Ya he lanzado la “landing page” del proyecto en http://programacionvideojuegosclasicos.frodrig.com pero aún no he realizado un esfuerzo de darla a conocer. De hecho, es aquí donde por primera vez pongo un enlace a la misma. Aunque es un proyecto que verdaderamente quiero hacer, la velocidad y el grado de implicación estará muy vinculado al posible interés que despierte. Y la única forma en la que lo podré saber será consultando el número de personas registradas esperando noticias de su salida.

Y este es, a grandes rasgos, el resumen profesional de estos primeros seis, siete ya, meses de este año 2014 en el que buscaba volver a mis orígenes e inquietudes profesionales. Durante todo este tiempo el blog lo he tenido totalmente abandonado.

Una de las cosas de las que más me arrepiento es la de no haber podido asistir a las NSCoders de Madrid. Me escapé un día pero fue sólo uno nada más. Lo cierto es que tengo mil excusas para no haber podido ir, pero eso no quita que esté realmente decepcionado conmigo mismo por no haber sido capaz de mantener el ritmo. Y lo peor es que no tengo nada claro que este año pueda asistir a la NSSpain. Pero prefiero no adelantar acontecimientos.

Y es que tanto el blog como las citas de la NSCoder pagaron la factura de estar tan volcado en luchar por Customized Health Technologies y la versión de pago de Easy Incomes and Expenses. Espero publicar, de nuevo, de manera más regular y asistir a alguna NSCoder antes de que termine el año pero… es muy fácil hacer promesas e incumplirlas cuando todo el ritmo de vida puede cambiar en cuestión de un correo electrónico, una reunión de cinco minutos, un niño que se pone enfermo o ese proyecto que iba a salir y que al final no acaba por hacerse realidad.

Gracias por leerme.

Escribe un comentario: