Mage Knight

por Fernando el 8/09/2015

Quedan poco más de cuatro meses para cumplir mi promesa de mejorar la colección de juegos de mesa de que disponía hace un año. Cuando me comprometí a ello mi colección consistía, básicamente, de un Monopoly, un Scrabble y, como representantes de juegos modernos, el Carcassone, el King of Tokyo y el Pandemia.

No había más.

A día de hoy he aumentado la colección en unos once títulos más. He jugado, y juego, a todos ellos bastante y me he reconciliado, de alguna manera, con mi faceta “gamer” de verdad. Aunque lo haya hecho en formato físico en lugar de digital (mis raices).

Sin embargo, no ha sido hasta el mes de agosto cuando he podido acceder al que es, a día de hoy, mi juego favorito; el juego que me obsesiona y al que, siempre que puedo (todas las semanas), le echo una partida: el soberbio Mage Knight.

mageknight

Qué obra maestra.

Qué motor de juego más brillantemente diseñado.

Y es que hacía muchos años que no sentía eso: volver a disfrutar con un JUEGO. Así, con mayúsculas.

El Mage Knight necesita de una inversión de tiempo muy importante tanto si juegas en solitario (el modo en el que juego yo) como si lo haces con más gente. Una sesión en solitario típicamente requerirá una inversión de entre dos y tres horas. Pero ¡qué horas!

No quiero extenderme mucho más. Creo que queda claro que es un juego que me tiene enamorado y que, si no lo conoces, deberías de investigar un poco sobre el. El mejor sitio para ello es la boardgamegeek donde verás que está en el top 10 de juegos de mesa.

Es un juego tremendamente temático con componentes de notable calidad. Recordará mucho al videojuego Heroes of Might and Magic (la comparación es inevitable) pero ejecutado con mecánicas propias de los juegos Euro, Deckbuilding y otras clásicas de los juegos de mesa.

Su diseñador es el ilustre Vlaada Chvátil. Uno de los más versátiles autores de juegos de mesa de la actualidad. Creador, entre otros, de importantes títulos como Through the Ages, Space Alert, Dungeon Pets o Galaxy Trucker.

Mage Knight dispone de un primer escenario llamado “First Reconnaissance” que es una especie de tutorial para aprender las reglas básicas e introducir a nuevos jugadores. Ricky Royal tiene, precisamente, un walkthrough de este escenario muy ilustrativo y bien explicado sobre las reglas del juego. De hecho, sus videos son siempre recomendados para aprender a jugar al Mage Knight.

Incluso Gamasutra dedicó un artículo a analizar las diferentes piezas de diseño de su motor de juego.

Mage Knight es un juego que me está robando descaradamente mis horas de ocio. Y la verdad es que no tiene pinta que esto vaya a cambiar. De hecho, estoy deseando adquirir todas sus expansiones.

Es un juego apasionante. Difícil y tremendamente rejugable. Llevo ya 17 partidas y tengo la sensación de seguir rascando sólo en la superficie de lo que es capaz de ofrecerme. Un juego que se disfruta en solitario como el mejor de los videojuegos que haya disfrutado jamás, cuando el tiempo no era un problema para mi.

Es, en definitiva, un juego que, aunque no tenga que gustar a todo el mundo, no debería de faltar en la ludoteca de cualquier verdadero amante a los juegos.

Escribe un comentario: