Aeon’s End

por Fernando el 19/03/2017

En la recta final del mes de Marzo, de todos los juegos que he podido jugar desde comienzos de año hasta ahora, el Aeon’s End es, quizás, el que más me está gustando y sorprendiendo.

Aeon’s End es un juego de mesa independiente creado por el diseñador Kevin Riley. Está editado Action Phase Games y no es muy complicado de encontrar en tiendas especializadas aunque me temo que lo será en los próximos meses pues es un muy buen juego, nadie habla mal de el, y la demanda aumentará con el boca a boca.

En un mundo post-apocalíptico nos enfrentamos con némesis, imponentes enemigos que atacan el último refugio de la esperanza humana: Gravehold. Usando brechas que deberemos de abrir prepararemos nuestros hechizos para luchar contra ellos o resistir sus ataques.

Aeons End

Aeon’s End es un juego cooperativo basado en un motor de juego de Deck Building, o construcción de mazo, con diversas propuestas originales como la del orden de turno aleatorio o no barajar el mazo que vamos usando pudiendo descartar las cartas en el orden que queramos. En mi caso, que no he disfrutado de grandes clásicos de este género como Dominion, Aeon’s End está sabiendo como una propuesta altamente original en todos los sentidos.

Compré este juego pensando en ampliar mi colección de juegos orientados a solitarios y al final puedo decir que es el cooperativo con el que más he disfrutado en casa. Y con diferencia. Es un juego ágil, divertido, sin efecto líder, facilísimo de entender y jugar y con unas opciones de configuración tremendas a través de la construcción del mercado de cartas, elección de héroes con sus poderes y cartas específicas y, por supuesto, eligiendo los enemigos contra los que combatir. Siento que juego cooperando y que nadie dirige nada, nos ayudamos para combatir al monstruo que nos va poniendo contra las cuerdas en cada ronda.

11922e4cd10a66e880302e104567dc09_original

Los enemigos tienen su propio comportamiento definido y requieren de una estrategia diferente para ganar. Esto es genial. El trabajo para definir la IA de los némesis es fantástico con cartas específicas e, incluso, tableros a parte para alguno de ellos. Cuando ganas lo haces siempre de una forma épica, por la mínima.

Como puntos negativos una caja enorme, de esas que asustan y te hacen pensar si quieres tener algo así de grande en tu estantería, y unos componentes que, por desgracia, son en general bastante mediocres. Sobre todo los contadores de ruletas y las cartas, que están hechas de un material muy endeble. Tengo todas ellas enfundadas en fundas FFG y aún así no se notan poderosas en las manos. No me quiero imaginar dos o tres partidas sin ellas enfundadas. A puesto que acabarían combándose o saltándose el color por los laterales.

Por supuesto antes de jugar tuve que construir un inserto adecuado para organizar las cartas y los enemigos. Recomiendo que lo hagáis para poder agilizar el setup y recogida de las cartas así como para tener partidas preparadas en cuanto a elección de mercado y héroes. Los insertos son algo esencial para jugar de manera adecuada a ciertos juegos de mesa. Sobre todo los dirigidos por cartas.

image1

Adquirí el juego con las dos expansiones que existen actualmente y que introducen nuevos héroes, cartas para el mercado y, por supuesto, enemigos. El autor prepara para finales de este mes otro Kickstarter (el juego nació de un Kickstarter que consiguió unos 190.000$ de los 30.000$ que buscaba) para una expansión especial.

Para mi Aeon’s End es el juego más interesante al que jugado en lo que llevo del 2017. Por encima del Arkham Horror LCG, del ciclo de Herederos de Numenor del Señor de los Anillos LCG, Claustrophobia y del Zelda Breath of the Wild que he estrenado hoy mismo en la Swich aunque esta última afirmación quizás es un poco precipitada (pero da para otra entrada sobre mi relación con los juegos: de los videojuegos a los juegos de mesa).

Lo recomiendo encarecidamente.

Escribe un comentario: